Candidiasis vulvar – Síntomas, causas y tratamientos

0 Comentarios ».
Candidiasis vulvar – Síntomas, causas y tratamientos
5 (100%) 4 votes

La enfermedad más común en las mujeres es la infección por candidiasis vulvar. Es tan recurrente que al menos 3 de 4 mujeres la padecerá alguna vez durante su vida. La infección micótica, que afecta principalmente los genitales, no representa una grave amenaza para la salud, salvo los molestos síntomas que ocasiona en las mujeres que la padecen.

Esta infección es causada por un hongo microscópico de levadura que habita de forma inofensiva en la vagina. La infección por Candida albicans produce inflamación en la parte interna de la vagina y en la zona externa de la vulva, provocando síntomas indeseables como picor vaginal, enrojecimiento de la piel, prurito y flujo maloliente.

La candidiasis vulvar se puede tratar efectivamente con medicamentos antimicóticos, experimentando una mejoría notable en la sintomatología hasta la desaparición de la causa de la infección. En casos aislados, es necesario un tratamiento combinado y extenso para tratar casos de infecciones graves o frecuentes que pueden representar un riesgo mayor para la paciente.

¿Qué provoca la aparición de la candidiasis vulvar?

Con respecto a las causas que provocan la aparición de la candidiasis vulvar se conjugan varios factores que inciden en su desarrollo. Aunque parezca contradictorio el uso frecuente de medicamentos antibióticos y de píldoras anticonceptivas son enemigos potenciales de la flora vaginal ya que alteran su pH, debilitando así su protección natural.

En el caso de medicamentos como los geles vaginales, estos también son causantes de infección en la zona vulvar. El motivo es que la composición de estos productos contiene una dosis alta de químicos que estimulan la reproducción de microbios patógenos que alteran la flora vaginal con las consecuentes infecciones.

Por otro lado, el uso de ropa interior muy ajustada o de tela que no transpira adecuadamente contribuye al exceso de calor y humedad en la vagina causando irritación e infección. A todo esto, se suman otros factores que inciden en la aparición de la candidiasis vulvar como una incorrecta higiene intima, sea excesiva o deficiente, además de un sistema inmune descompensado que expone a la mujer a un mayor riesgo de infecciones.

Cuales son los síntomas de la candidiasis vulvar

Vale señalar que los cambios hormonales en las adolescentes las hacen más sensibles a sufrir este tipo de afecciones; en particular, las mujeres en etapa de gestación o con el ciclo menstrual están en mayor riesgo de verse afectadas por la micosis vaginal. La edad, la dieta, el estrés, el uso de tampones y la actividad sexual, entre otras, son factores que desencadenan infecciones micóticas.

En efecto, son muchas las causas que favorecen la aparición de una infección en la vagina por el hongo Candida albicans. Hay que tener en cuenta 4 condiciones que deben darse para que la proliferación del hongo se produzca:

  1. Modificación en el pH vaginal
  2. Un sistema inmunológico deficiente.
  3. Alteración de la flora vaginal.
  4. Cambios hormonales.

Las mujeres que desean protegerse de estas condiciones de riesgos tienen que ser conscientes del cuidado que deben tener y estar lo más informadas posible. En caso de presentarse un episodio de infección vulvar, debes tomar las medidas pertinentes para acceder al tratamiento adecuado. Puedes acceder a más información sobre hongos vaginales aquí para encontrar toda la asesoría al respecto.

Tratamiento de la candidiasis vulvar con antimicóticos efectivos

La clave para escoger el tratamiento correcto para tratar la infección producida por el hongo Candida albicans es acudir al médico de inmediato al presentarse la sintomatología.

El especialista hará un diagnóstico fundamentado en exámenes previos a fin de determinar cuál es el procedimiento a seguir. Dependiendo de los resultados, se puede recetar fármacos antimicóticos específicos a fin de contrarrestar los síntomas iniciales y evitar riesgos mayores.

Algunos de los tratamientos al que puede acceder incluyen antifúngicos de uso tópico, antimicóticos orales, cremas, óvulos, geles, fármacos intravenosos, hongos vaginales, entre otros. Por lo general, es recomendable el uso de antimicóticos del tipo clotrimazol, miconazol, tioconazol, terconazol, butoconazol, todos muy efectivos en la mayoría de mujeres infectadas.

foto de candidiasis vulvar

Este tipo de tratamiento se indica cuando existen síntomas que molestan al paciente, tales como picor vaginal, ardor al orinar o al contacto sexual, prurito, flujo blanquecino con mal olor, etc. No se recomienda automedicarse ni utilizar este tipo de tratamiento si no hay síntomas de enfermedad.

Los medicamentos antifúngicos intervienen principalmente en las infecciones causadas por los hongos. La acción antimicótica del tratamiento elimina los microorganismos que originan la infección en los genitales, además, reparan los daños celulares y restituyen las condiciones ideales de la flora vaginal.

Podemos incluir en los beneficios que se obtienen de estos tratamientos la capacidad de impedir el desarrollo de los hongos causantes de infecciones, disminuyendo la recurrencia de nuevos contagios. Así mismo, existen tratamientos menos convencionales como los caseros para aliviar los síntomas y disminuir el riesgo de contagio. Entre los más recomendados se cuentan los siguientes:

  • Bicarbonato de sodio. Agrega 1 cucharada de bicarbonato en un vaso con agua, tibia preferiblemente, mezcla hasta conseguir diluir la sal. Luego tómalo 2 veces por día. También puedes hacer lavados vaginales con esta solución natural.
  • Pomelo o Toronja. Este fruto es de gran ayuda para atacar la infección por candidiasis. Debes tomarlo al menos 3 veces al día. Añade a un vaso con agua 3 o 4 gotas de esencia de pomelo e ingiérelo por 3 semanas o 1 gota para lavados íntimos.
  • El propóleo. Es un antibiótico natural que se extrae de la corteza del árbol y contribuye a fortalecer el sistema inmune ante las infecciones. Esta sustancia es conocida por sus atributos bactericidas y antimicóticas. Ideal para eliminar la Candida albicans e innumerables microbios dañinos. Se ha comprobado su efectividad farmacológica.
  • La Equinácea. Es un poderoso medicamento de origen natural que suprime la infección micótica. Se puede obtener en forma de capsulas o tés y puedes tomarla 3 veces por día el tiempo que sea necesario. Sus propiedades antibacterianas fortalecen el sistema inmunológico.
  • Probióticos. El probiótico natural por excelencia es el yogurt. Se puede conseguir además en forma de capsula para ser ingeridos por vía oral. Se recomienda tomar las capsulas después de las comidas 2 veces al día.
  • Remedios herbolarios. Prueba a tratar la infección por candidiasis vulvar con hierbas naturales tales como el romero, el hinojo, la canela. Puedes tomarla en forma de tés o como complemento de otros tratamientos.

Sin duda, este tipo de infecciones son frecuentes y a veces se escapan del control de la mujer. Hay factores que no controlan las pacientes, pero otros se pueden evitar con la previsión apropiada. Ante los primeros síntomas, no vaciles en acudir a un especialista, sigue todas las indicaciones o tratamientos que te indique, pero, sobre todo, no inventes. Puedes ganarle la batalla a la candidiasis vulvar.

Si te ha gustado, ¡no olvides compartir!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

infección por hongos

¡Hola, bienvenido/a! Mi nombre es María y mediante esta web te voy a enseñar información valiosa sobre hongos, incluyendo remedios. Durante años he padecido esta infección y no ha sido nada fácil tratarlos. Por ello, después de probar todo tipo de tratamientos, he decidido recopilar aquí los remedios más eficaces.